Los peces chilenos en peligro

Según un estudio del Ministerio de Medio Ambiente, el 86% de los peces que viven en agua dulce está amenazado, tanto por el hombre, como por depredadores exóticos. Para protegerlos, se creó el primer mapa que precisa su distribución en el país.

Por Carlos González Isla


En el lago Chungará, a 4.500 metros sobre el nivel del mar, habita una de las especies de aguas continentales más amenazadas de Chile. Se trata del Karachi (Orestias chungarensis)"  dice Irma Vila,  investigadora del Laboratorio de Limnología de la Universidad de Chile.

Las amenazas directas para esta  especie son la disminución del volumen de agua del lago, tanto por el  alza de las temperaturas, como por la extracción de agua desde las napas que lo alimentan. A esto hay que sumar la introducción no legal de la trucha arcoiris  (Oncorhynchus mykiss) en el lago, pez que mide hasta cinco veces más de los Karachi.  “Competirán por alimento o depredarán directamente sobre los Karachi”, advierte Vila, quien es una de las investigadoras que trabajó en el diseño de la primera Cartografía de Peces Continentales elaborada por el  Ministerio de Medio Ambiente. 

A través del estudio se buscaba conocer ¿cuántas especies de peces de agua dulce existen en Chile?, ¿qué especies son? y ¿dónde se distribuyen?.  Esta información era relevante para el ministerio, porque los peces de aguas continentales son el grupo de vertebrados nativos con mayor riesgo de extinción de Chile. El  86% está amenazado, es decir, está En Peligro Crítico, En Peligro o en la categoría de Vulnerable.

Esperamos que esta información aporte a las decisiones y planificación a nivel de cuencas. Los peces nativos continentales  y en especial los endémicos son desconocidos por las personas, son pequeños, no son una fuente de alimento, por lo menos no ahora”, dice  Alejandra Figueroa, Jefa de la División Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio. 

Amenaza y riqueza

El trabajo,  en el que también participaron expertos del Centro EULA de la Universidad de Concepción y el Centro de Ecología Aplicada (CEA), señala que existen  44 especies nativas, de las cuales un 81% corresponde a especies endémicas, que a diferencias de las nativas se caracterizan porque únicas de un lugar determinado. “Si las perdemos desaparecen para siempre”, alerta Figueroa. 

Vila dice que estas especies están amenazadas por la contaminación, obstrucción por canales, centrales hidroeléctricas, extracción de áridos y diversas demandas de agua. 

Pero además de las amenazas  humanas, también están las biológicas. Evelyn Habit, investigadora del Centro EULA, señala que entre éstas figuran las truchas y salmones (salmónidos) introducidas en Chile desde fines del siglo XIX para sustentar las actividades de acuicultura y pesca recreativa. “Tan reconocido es este hecho a nivel mundial que los salmónidos más comunes en Chile (trucha arcoíris y trucha café) han sido clasificadas por la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza como entre las “100 especies invasivas más dañinas del planeta”, explica Habit.  

Para proteger a estos peces, desde el Ministerio explican que se pueden regular las vedas para estas especies, así como prohibir la pesca y desincentivar las malas prácticas que producen deterioro de los ambientes acuáticos.

El nuevo mapa de los peces, permitió definir el área  con  mayor riqueza de especies, la que  se ubica en la denominada provincia Chilena, que abarca desde el río Huasco por el norte a Chiloé por el sur. “El número de especies alcanza su mayor expresión en la cuenca del río Biobío, la cual alberga 18 especies nativas. Esta es la máxima riqueza descrita para un sistema fluvial en Chile, y le sigue la cuenca del río Valdivia con 17 especies nativas”, dice Habit.

La nueva cartografía será publicada en durante el primer semestre de 2016.

Fuente

http://www.latercera.com

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar