¿Qué es una alerta sanitaria?

A lo largo del año se suceden muchas Alertas en Salud Pública que se resuelven rápidamente sin llegar a salir de los cauces establecidos para su pronta solución. De vez en cuando hay que sacar la alerta a la luz para evitar un daño mayor.

 Fuente: Salud Pública y algo más.

Dra. Consuelo Ibáñez Martí

Es importante entender que es una Alerta en Salud Pública, o Alerta Sanitaria para poder valorarla en su justa medida.

Una Alerta nos habla de una sospecha, de un riesgo potencial para la salud de la población, que pueda tener trascendencia social y frente a la cual hay que tomar medidas mediante el desarrollo de una serie de actuaciones de Salud Pública de una manera más o menos urgente dependiendo del tipo de alerta de que se trate 

 

Definición de una Alerta en Salud Pública o Alerta Sanitaria

Se considera Alerta en Salud Pública a toda sospecha de una situación de riesgo potencial para la salud de la población y/o de trascendencia social, frente a la cual sea necesario el desarrollo de acciones de Salud Pública urgentes y eficaces.

 

Las Alertas en Salud Pública se clasifican en las siguientes categorías:

 

           I.      Epidemiológicas

Alertas de cualquier origen que ocasionan un daño en la salud de la población.

 

       II.      Alimentarias

Alertas de origen alimentario que pueden ocasionar la aparición súbita de un riesgo para la salud de la población y requieren intervención inmediata para evitar el daño.

 

   III.      Ambientales

Alertas de origen medioambiental que pueden ocasionar la aparición súbita de un riesgo para la salud de la población y requieren intervención inmediata para evitar el daño.

Ejemplo de Alertas Ambientales son: Las olas de calor y los avisos sobre el aumento de los niveles de Ozono atmosférico.

 

DEFINICIÓN DE ALERTA EPIDEMIOLÓGICA

 

Se consideran Alertas Epidemiológicas a aquellas alertas de cualquier origen que causan daño en la salud de la población y a su vez se clasifican en:

 

  • Situaciones epidémicas o brotes:

    1.-  La aparición de dos o más casos de la misma enfermedad asociados en tiempo, lugar y persona.

    2.- El incremento significativo de casos en relación a los valores habitualmente observados.

    3.-  La agregación de casos de una enfermedad en un territorio y en un tiempo comprendido entre el mínimo y el máximo período de incubación o de latencia puede ser considerado, también, indicativo de brote.

    4.- La aparición de una enfermedad, problema o riesgo para la salud en una zona hasta entonces libre de ella.

    5.- La presencia de cualquier proceso relevante de intoxicación aguda colectiva, imputable a causa accidental, manipulación o consumo.

    6.- La aparición de cualquier incidencia de tipo catastrófico que afecte, o pueda afectar, a la salud de la Comunidad.

 

  • Enfermedades de declaración obligatoria urgente.  Enfermedades que por su trascendencia la sola aparición de un  caso ha de ser tratado como un brote. Ej: zika en Chile, cólera, rabia, triquinosis, sarampión, etc.

 

  • Otras Alertas Epidemiológicas: Aquellas situaciones que no se encuentran incluidas en los dos apartados anteriores y que requieren la intervención de Salud Pública de forma rápida y eficaz o que generan alarma social.
|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar